Retribución de alta dirección y consejeros

El pasado 28 de septiembre se celebró en el Centro de Estudios Garrigues una jornada sobre  “Retribución de alta dirección y consejeros”.

El encuentro, coordinado y moderado por Fernando Guijarro, Managing Director of Talent Management de Hudson, ha contado con la participación de tres de los más  prestigiosos expertos en compensación:

  • Javier Bugallo, Compensación y Regulación Recursos Humanos de Banco Santander,
  • Alfonso Gordon, Director General de Recursos Humanos y de Organización de OHL, y
  • Salvador Espinosa de los Monteros, Socio de Garrigues.

La intervención de Javier Bugallo puso el foco en los Consejeros y Consejeros ejecutivos. El diseño de la retribución a estos cargos se tiene que definir a través del informe de la comisión de retribuciones que se presenta al consejo.

Javier Bugallo destacó la importancia de los “Proxy Advisors” y su influencia a la hora de la aprobación de estos informes en la junta general de accionistas. Es importante que la política retributiva cuente con su aprobación ya que estas entidades serán las que emitan las recomendaciones de voto a los grupos de accionistas para su aprobación. Los “Proxy Advisors” están demandando transparencia en las políticas de retribución y una retribución flexible ligada al desempeño, pero con unas métricas que van más allá de las de la propia compañía, comparándose con otras empresas seleccionadas por ellos, y no siempre del mismo ámbito de actuación. En todo caso una de las claves es evitar cualquier elemento de discrecionalidad,

Alfonso Gordon ha puesto el punto de atención en el impacto que el contexto macroeconómico está teniendo en las tendencias retributivas de la alta dirección. La incertidumbre nacional, con el bloqueo institucional, e internacional, con cuestiones como el “Brexit” o la desaceleración de los países emergentes, está generando en retribución fija un crecimiento muy moderado, entre el 1% y 2% anual, una mayor discriminación a la hora de aplicar incrementos al directivo y un mantenimiento en la caída de los sueldos de incorporación.

En retribución variable, cada vez adquiere mayor protagonismo los incentivos a largo plazo (ILP), los variables especiales, ligados a proyectos especiales no consolidables y las cláusulas “clawback” o retorno del incentivo si no se han alcanzado los resultados, muy ligados a la aportación de valor al accionista ( TSR) . Las estrategias actuales y futuras, vienen marcadas por: la prudencia, transparencia y la objetividad, y el cumplimiento de la normativa europea, de la LSC, las recomendaciones de la CNMV, etc.

Como cierre de la jornada, Salvador Espinosa de los Monteros hizo referencia al “tsunami regulatorio” que está definiendo las normas fiscales, laborales… en las políticas de retribución. Este control regulatorio, según Espinosa de los Monteros, debería ser implantado por todas las compañías, no solo por las el sector financiero o compañías cotizadas, obligadas a ello, en el diseño de los pagos a la cúpula directiva.

Tras escuchar a los expertos, podemos deducir que en la retribución de consejeros y alta dirección  tiende cada día a una mayor vinculación a objetivos, transparencia y regulación lo que obliga a todos aquellos profesionales en compensación a un aprendizaje continuo en un entorno complejo, complicado y en continua transformación.

El Centro de Estudios Garrigues ofrece a los profesionales interesados un Programa Executive Gestión Avanzada en Compensación y Beneficios para que puedan seguir integrando y desarrollando conocimientos en una faceta tan estratégica como esta, en el área de los recursos humanos.